Directorios: La importancia de la autoevaluación

Vocero: Federico Cúneo, Socio de Amrop Perú 

Las evaluaciones a directorios -aunque no son muy comunes aun en nuestro mercado- resultan sumamente útiles para el directorio mismo y sus integrantes porque les permite, en primera instancia, evaluar si como equipo están cumpliendo con lo que la empresa requiere de ellos, lo que es clave desde el inicio para que se conozcan los objetivos y expectativas y así luego poder evaluar sus resultados.   

Este proceso de autoevaluación individual y colectiva, si es realizado correctamente, contribuirá a que cada miembro del directorio desprenda, de las conclusiones del informe, acciones correctivas para mejorar o reenfocar de ser necesario. Para ello, es importante que quien se encargue de realizar esta tarea sea, de preferencia, un consultor externo que posea conocimiento académico, pero también muchos años de experiencia en el empresariado y en directorios, que trabaje principalmente con el presidente pero que tenga la oportunidad de conversar también con todos los ejecutivos que participan o sean miembros de los diferentes comités y, en especial, el gerente general. Al ser un externo e independiente experimentado se podrán abrir las cartas con mayor tranquilidad, porque será garantía de madurez, conocimiento del negocio, experiencia y de confidencialidad, con el fin de expresar cada tema como realmente es. 

Por otro lado, aunque no es un detalle menor, para que esta evaluación sea exitosa, es fundamental contar con la visión de los gerentes, quienes desde la orilla ejecutiva analizarán las decisiones tomadas por el directorio y sus comités. Este ejercicio permitirá que el feedback tenga una mirada 360, mostrándoles a las cabezas situaciones que no suelen estar en su radar.  

En estas épocas, es indispensable que evaluemos las dinámicas, la obtención de los resultados versus el plan estratégico, y hoy más que nunca el rol que la empresa cumple en la sociedad y si se está, o no, cumpliendo con él. 

Una forma efectiva y rápida de generar estas evaluaciones, desde mi experiencia, es también apoyarse a través de un software que permita al consultor tener información de primera mano, porque serían los mismos directivos quienes tendrían que escribir                 -confidencialmente por supuesto- sus comentarios, reflexiones, calificaciones, metas cumplidas o propuestas. Asimismo, este tipo de herramientas nos permite mantener la privacidad de dichos reportes a través de accesos restringidos, según el cargo del colaborador.  

Personalmente, considero que sin importar si nuestro trabajo requiere ser presencial o virtual, ésta debería ser una práctica que cada vez más directorios acojan como usual. Así podremos, como seres de empresa, tener información actualizada para decidir si debemos continuar con el rumbo tomado o si necesitamos virar para no solo ganar financieramente, sino también como entes valiosos para las sociedades en las que nos desarrollamos.   

Board Evaluation A Shareholders Guide
Author:

Federico Cúneo

To enable comments sign up for a Disqus account and enter your Disqus shortname in the Articulate node settings.